Balón Intragástrico

Representa una opción para pacientes con sobrepeso u obesidad y que por alguna razón no son candidatos a algún procedimiento quirúrgico.

Sus características particulares son:

  • No se requiere cirugía para su colocación ya que se realiza por endoscopía a través de la boca.
  • No requiere anestesia general, se coloca solamente con sedación intravenosa.
  • Es ambulatorio, su colocación no requiere de internamiento y el paciente habitualmente permanece solo unas cuantas horas en el hospital.
  • Es temporal, no representa un método definitivo y el tratamiento puede durar 3, 6 o 12 meses dependiendo del tipo de balón que se utilice.